top of page
  • Foto del escritorpwacs

Gestión del ciclo integral del agua: un proceso de mejora continua

PWACS ayuda a impulsar la transformación digital alrededor de la administración de este bien escaso

¿Sabías que cada vez que abrimos el grifo hay detrás una ardua e ingente dedicación profesional? El agua que llega hasta nuestros hogares es el resultado de un complejo sistema de gestión y de grandes inversiones económicas que garantizan que el suministro de agua sea eficaz, de buena calidad y de óptimas condiciones de presión acordes a las necesidades de la vida diaria. Hay miles de horas dedicadas al control, monitorización, tecnología, flujo de información y digitalización que examinan al milímetro tanto el nivel de cloro, como la presencia de microcontaminantes, la temperatura y presión, los sensores que controlan si hay pérdidas de agua y todo el proceso de distribución hasta llegar al usuario.


La gestión del ciclo integral del agua incluye un conjunto de actividades que van desde la captación del recurso en el medio natural, su almacenamiento y transporte hasta las plantas de tratamiento, donde se potabiliza para el consumo urbano. Una vez que el agua se ha usado en los hogares comienza la fase de saneamiento y depuración, es decir, las aguas usadas (convertidas en residuales) son conducidas a través de la red de alcantarillado a las plantas de depuración. En ocasiones, pero sobre todo en zonas territoriales con escasez, se produce una última fase del ciclo de agua conocida como regeneración, que consiste en el tratamiento de esas aguas depuradas para reciclarlas y aprovecharlas en actividades como riego de jardines o usos en la industria y la agricultura. El agua es un derecho que debe estar al alcance de cada pedanía, parroquia o pequeño núcleo de la España rural a través de los mejores modelos de gestión disponibles para que el acceso al agua sea democrático, homogéneo y socialmente universal.


PWACS es conocedor de los diversos procesos involucrados en la gestión del ciclo integral del agua, gracias a su amplia experiencia como consultor altamente cualificado en Servicios Públicos Urbanos. En virtud de ello, subrayamos el alto conocimiento y la enorme experiencia y aprendizaje que hay en los agentes implicados en el sector, conformado por equipos técnicos multidisciplinares que aplican las mejores tecnologías disponibles al menor coste, en concordancia con la legislación vigente.

La colaboración con ayuntamientos, empresas públicas y privadas, para identificar y diseñar un modelo personalizado y adecuado a las necesidades de los habitantes de los distintos municipios es vital para mejorar la gestión del ciclo integral del agua. A través de estudios de viabilidad, modelos de control y seguimiento así como identificando fuentes alternativas de financiación como los Fondos Europeos, PWACS está ayudando a impulsar lo que se conoce como la transformación digital en el ciclo integral del agua. Esto nos permite, entre otras muchas ventajas, conocer los hábitos de consumo de una población, evaluar la calidad organoléptica, aumentar su eficiencia o prevenir las pérdidas en las redes de suministro.


Compromiso con los municipios

PWACS viene trabajando con estas entidades desde hace más de 10 años ofreciendo su experiencia y conocimiento para ofrecer el mejor plan de gestión del ciclo integral del agua y llevarlo a cada municipio. Nuestro firme compromiso con los municipios pasa por ofrecer soluciones integrales de consultoría desde una perspectiva técnica, jurídica, planificación económica y financiera para detectar el mejor modelo de gestión y ponerlo al servicio de los ciudadanos. Ofrecemos asesoramiento en los distintos procesos involucrados en los Servicios Públicos Urbanos en materias tan diversas como medio ambiente, eficiencia energética, movilidad, desarrollo sostenible, instalaciones deportivas, protección civil y la gestión del agua.

La creciente escasez de agua obliga a una mejora en su gestión. Nuestro país se enfrenta en estos momentos a una preocupante situación de sequía que dificulta el acceso regular a fuentes naturales de agua. Este riesgo bien conocido en algunas regiones del sur y este de España, se extiende ahora a toda la geografía nacional. Pero la correcta gestión y control del uso del agua es un desafío constante para todos los municipios y de todos los ciudadanos.

Saber optimizar los recursos hídricos, utilizando para ello toda la tecnología digital y de información, es la mejor baza para garantizar un consumo suficiente, responsable y de calidad para los ciudadanos.

28 visualizaciones
bottom of page